Élise Virginie Lagier-Bruno (Élise Freinet)

Élise Virginie Lagier-Bruno fue una artista, pedagoga y reformadora de la educación en Francia, cofundadora de la pedagogía Freinet junto a Célestin y continuadora de la tarea, tras la muerte de éste.

Élise estuvo unida a Célestin Freinet en la lucha común al servicio de los niños y las personas. Pero eso no significó una coincidencia completa en su visión y práctica de la educación. La riqueza y complejidad de la pedagogía de Freinet sin duda se debe en gran medida a una continua confrontación dialéctica, emocionante y fructífera, entre Célestin y Élise Freinet. La dialéctica no condujo al consenso o al compromiso, pero matizó las convicciones y diversificó las respuestas. Como en muchos equipos de educadores. “De la discusión surge la luz”, decía a menudo Élise. Es difícil imaginar lo que cada uno de ellos podría haber sido sin el otro.

La historia a menudo se escribe sobre la base de hombres conocidos, y sus esposas son simplemente mencionadas como compañeras. De ninguna manera Élise Freinet, una mujer con fuerte personalidad, que firmaba hasta 1934 con su nombre de pila, Élise Lagier-Bruno, fue “solo” la esposa y la “sombra” de Célestin Freinet en la construcción del movimiento pedagógico “École Moderne“.

Élise Virginie Lagier-Bruno nace el 14 de agosto de 1898 en Pelvoux. Es hija de maestros de Hautes-Alpes que tuvieron seis hijos (cuatro niñas y dos niños). Estudia en la École Normale de Gap, en la que ya destacaban sus ideas revolucionarias y es profesora titular desde 1920 ejerciendo su magisterio durante seis años en varios pueblos de Hautes-Alpes. Aunque a veces tiene enfrentamientos con la administración por la dureza con la que reclama o rechaza ciertos puestos, impresiona a su inspectora por su talento pedagógico.

En 1925 solicita una licencia sin sueldo para estudiar pintura en París, en la Academia ABC en la que había seguido cursos por correspondencia desde 1920. En París conoce a Célestin Freinet, según su hija, gracias a Henri Barbusse, director desde la finalización de la I Guerra mundial de la revista Clarté, próxima al Partido Comunista, en la que Celestin escribe nueve artículos, entre enero de 1923 y junio de 1925.

Se casa con Freinet el 6 de marzo de 1926. Ese mismo año Élise y Célestin se unen al partido comunista y se trasladan a Bar-sur-Loup. Ilustra el folleto: “Un mes con los niños de Rusia” y decora la portada del diario de los niños de Bar-sur-Loup. La imagen del herrero que fue durante mucho tiempo el emblema de la pedagogía Freinet es obra suya. En 1927, recibió el Premio Gustave Doré, por las ilustraciones de la novela “Le Joug” de Marion Gilbert, para la colección Le Livre Moderne Illustré, publicado por Férenczi, cuya acción transcurre en Normandía siguiendo los pasos de Maupassant.

Al año siguiente, 1927 se trasladan a Vence, donde desarrollan técnicas de pedagogía como la imprenta escolar y la correspondencia interescolar, que generarán la cooperativa escolar y la Cooperativa de Enseñanza Laica (CEL) a nivel nacional.

Un año más tarde nació su hija, Madeleine (a la que siempre llamarán Baloulette).

Naturismo

Tras varios periodos de baja por enfermedad e intentar en vano ejercer en la misma escuela que Célestin, en 1931, Élise fue diagnosticada de tuberculosis pulmonar grave. En busca de un tratamiento no estándar, conoció a Basile André Vrochopoulos y su «método Vrocho», que preconizaba la sudoración, hidroterapia, ejercicio físico en contacto con la naturaleza, hábitos de alimentación centrados en el vegetarianismo y técnicas de respiración. A raíz de este contacto, y del sistema que calificaría como naturismo «materialista» o «proletario», Élise mejoró y escribió varios artículos relacionados con el naturismo y la alimentación en L’Éducateur Prolétarien.

Élise introduce en la pedagogía infantil Freinet técnicas naturistas mostrando que los problemas de salud e higiene son inseparables de la educación: frente a la fatiga, el nerviosismo o la apatía de muchos niños, la efectividad de la educación requiere una desintoxicación real, para limpiar (abandono de excitantes: dulces, café, alcohol) y también como método de preparación para la vida, creciendo en un entorno especialmente adecuado, bajo la premisa de la «exaltación de los potenciales vitales y mentales que residen en cualquier cuerpo fuerte y bien equilibrado». Los activistas entienden esto y la mayoría reacciona favorablemente a los artículos y libros que se ofrecen.

Más tarde, un artículo firmado E. y C. Freinet (junio 1937) propone hacer de Vence una escuela-centro naturista donde, paralelamente al curso educativo, puedes hacer un curso de terapia naturista. Mostraremos cómo, en nuestra opinión, debe abordarse el problema total de la educación de los niños: técnica de construcción de escuelas, cuidado diario de niños y adultos, aprendiendo la técnica natural de terapia infantil, alimentación, campamentos, etc. . Así se profundizará en esta concepción global del hombre y del niño que abrirá nuestra mente a los aspectos más elocuentes de la vida.

Élise es responsable de la alimentación y la salud en la escuela de Vence y es la que extiende entre muchos activistas el uso de arcilla y magnesio. Su enfoque es dogmático, especialmente con respecto a las vacunas, que rechaza radicalmente. Élise escribe, “Principios de alimentación racional” (que ofrecía con la solicitud de suscripción una propuesta de paquete naturista al precio de 50 F), “La salud del niño”, “Para un naturismo materialista”.

En un artículo de diciembre de 1937 Élise describe las características fisiológicas de la especie humana que debería convertirla en fructívora, como los grandes simios. Élise pregunta: ¿debemos comer crudo o cocido? Después de proporcionar siete argumentos en contra de la cocina, concluye que es esencial dar mayor importancia a los cereales y vegetales, aunque solo sea para volver a habituar nuestros organismos degenerados a una dieta natural.

Cuestiona los medios de almacenamiento y conservación de los alimentos, que deberían ser sospechosos para nosotros: refrigerador, autoclave y aún más la industria alimentaria que agrega tintes, esencias artificiales, exceso de azúcares, productos químicos diversos. Para promover el uso de productos saludables y naturales, Freinet retoma la propuesta de Fromentin (Ardèche) para formar una red de productores serios a quienes los camaradas puedan dirigirse.

En el siguiente número detalla recetas con frutas y manzanas secas de invierno. En otro artículo afirma: el vegetariano reacciona negativamente a la absorción de lo que no le conviene mientras que el omnívoro acumula las toxinas: el microbio se instala donde es más fácil,… y genera enfermedades. En el mejor de los casos, el cuerpo mide su resistencia y se defiende con un terrible ataque de fiebre y debacle glandular. Es la crisis: fiebre tifoidea, gripe, diversas congestiones. El n ° 20 que precede a las vacaciones habla de su aplicación en el campamento. Élise batalla contra la alianza de los mercaderes de muerte lenta y los mercaderes de muerte súbita: fertilizantes, degeneración de los animales de consumo,…

Construyen una escuela libre experimental en las afueras de Vence para alumnos de escasos recursos

Los métodos pedagógicos de Célestin en la escuela supusieron enfrentamientos con la administración y con los partidos de derechas, además de quejas de algunos padres. El matrimonio fue trasladado de nuevo a Bar-sur-Loup pero no aceptaron el trabajo. Se dedican a tiempo completo a la Cooperativa de Enseñanza Laica, en la que publican infinidad de documentos pedagógicos.

En 1932 abandonan la enseñanza pública y crean en el pueblo natal de Celestin una cooperativa de trabajadores para electrificar la población.

Más tarde, entre 1934 y 1935, consiguen el apoyo de los comunistas y la prensa de izquierdas para construir una escuela libre experimental en las afueras de Vence para alumnos de escasos recursos, en la que poder desarrollar sus innovaciones pedagógicas. El lugar escogido para la escuela está relativamente aislado, en una colina sobre un pequeño valle. Ellos mismos, con la ayuda de jóvenes de la zona, construyeron los edificios, de forma sencilla, con aulas grandes, arbolado y una piscina, lejos de la forma de construir las escuelas en aquellos tiempos. La escuela es en su mayoría para internos, por lo que los niños trabajan, comen y duermen en la escuela. Se utilizan dibujos y tapices que ellos mismos realizan para cubrir las paredes y muy a menudo, trabajan al aire libre, cuidan el huerto y a los animales domésticos.

Un fuerte carácter ideológico y feminista

Entre diciembre de 1935 y marzo de 1939, Élise publica en L´Educateur comentarios críticos de algunos libros a menudo duramente y con un fuerte carácter ideológico. Sin duda, quiere evitar su confinamiento en la escuela Freinet en tareas de “Marie Trapo de Cocina” (la expresión es de Élise en uno de estos artículos cortos): entre ellos “Introducción a la teoría de los instintos” una serie de reflexiones sobre el libro de Freud: Malestar en la civilización, que denotan un interés en el psicoanálisis que luego considera “obsoleto”. En otra serie de artículos Élise tiene acentos claramente feministas: El hombre es un tipo narcisista por excelencia, incluso en su ternura,… Escuche hablar a un orador, asistir al diagnóstico de un médico, la defensa de un abogado, en la exposición de un artista, daría mi palabra de que la menor de sus actitudes perturbará al mundo y, en el campo específico de la sexualidad, inevitablemente creen son irresistibles… En otro artículo se muestra un poco más optimista sobre la pareja: no queríamos decir que todas las mujeres son infelices en el hogar y que, a cambio, todos los hombres son felices.…. Sin embargo, el matrimonio no parece ser la institución ideal que seguramente garantiza nuestra necesidad de consumir ternura y amor. En otro termina con cierto desapego: Y si el gran amor se te niegai, si el rostro querido se aleja de ti, no te desesperes. Primero, hay lágrimas; entonces aprenderás que esta reserva de ternura es útil para otros. (…) ¿Amor? es como la prenda o el zapato… Por supuesto, uno puede caminar descalzo, en la tierra libre. En una reseña del libro del Dr. Pierreville “La desigualdad humana antes de la muerte y la enfermedad” Élise vuelve sobre el mismo tema: La mujer que despierta y sigue tan profundamente el instinto maternal tiene que pensar seriamente sobre este problema. Instintiva y normal, cuando hace la ofrenda de su ser, desea preservar el fruto de su amor. Pero, más allá de la pasión, no acepta ser sometida a la función ciega que la convierte en un ser de procreación continua, cerrada al pensamiento y la acción. ¿Regular el instinto? Sin duda Para violar la naturaleza si es necesario; pero para encontrar un escape del instinto sexual hacia dominios ajenos a la función inmediata, y reservando las posibilidades de creación de la mente y el corazón. Al comentar el libro, “La liberación sexual en la URSS” de John Marestan : …este libro proporciona evidencia de que ha nacido una moral sexual sana y digna en la URSS, en la que el proletariado, dueño de sus destinos, ha puesto fin a los estragos del erotismo patológico.

Al comentar el libro de Pierre Mabille “Construcción humana” dice: En la mayoría de los casos, el autodidacta es un prisionero de su propia fe y también un tirano. Incluso a menudo, víctima de su orgullo, esquematiza su verdad hasta el absurdo y la manía.

Sobre los artistas “burgueses”, en una crítica del Salon d’Automne, Élise escribe: Una vez más, el espectáculo del Salón de otoño demostrará que los artistas actuales no entienden el papel que les fue delegado y grande será nuestra decepción por la mediocridad técnica y la falta de respeto a una época tan llena de drama como la nuestra. (…) Ante la dignidad y el heroísmo del rango proletario, el artista que se deleita en sus complacencias solitarias es un traidor para la sociedad y tan inútil para la continuidad de la vida como un eunuco.

Y sobre el libro de Jean-Richard Bloch, ¡España! España! hace una ardiente súplica en la que evoca a la Pasionaria y concluye: La guerra dura en España por culpa del gobierno francés. El señor Blum ha puesto al servicio del capitalismo todos sus talentos como un abogado distinguido, para traicionar con elegancia la gran causa de la revolución proletaria. Es una fatalidad histórica

Al comentar el libro de Gustave Dupin Poincaré “La guerra de 1914” escribe: tienen una actitud de legítima defensa frente a las democracias burguesas que les dieron la ilusión de sus constituciones quiméricas. Los proletarios están bien posicionados para comprender las decisiones mordaces de los gobiernos democráticos, que no son más que la pantalla conveniente para el capitalismo que es cada vez más exigente y sórdido. ¿La democracia? sí, pero la democracia socialista, adaptada a las exigencias sociales y perfectible por la omnipotencia del trabajo socializado…. entiendan que la gran corrupción capitalista ya no podrá cambiar la lucidez del proletariado trabajador.

En su comentario del libro “Francia. Historia de un pueblo” de André Ribard, concluye: no, compañeros, no nace uno militante. El activismo no está solo en la tribuna. Está en la presencia anónima en las reuniones, en el carnet del sindicato, en el tablero que se coloca en la sala, en el folleto que se distribuye, en aportar dinero, en la comida que se envía a España para salvar de la muerte a los niños de Madrid o Barcelona. Sí, compañeros, todos somos activistas y por eso, a pesar de las lágrimas, a pesar de la masacre, a pesar de la muerte, la victoria será nuestra.

Y sobre el libro “La cuestión argelina” de N. D’Orient y Loew : lejos de ser un factor de progreso, la colonización “es sobre todo un medio magistral de explotación y barbarie”.

El contenido y, sobre todo, el tono de estas críticas de Élise contrastan fuertemente con las de los demás miembros del movimiento, incluido Freinet. Con este estilo tan incisivo, y dada la diversidad de activistas, es seguro que no todos aprecian lo que escribe Élise. Quizá por eso, desde la primavera de 1939, abandona casi por completo el análisis y crítica de libros, excepto de aquellos que entran en sus dominios reservados: salud, arte y la “parte del maestro”, nuevo título que aparecerá después de la guerra.

 “Art enfantin”

La personal –y original en su momento– propuesta pedagógica de Élise Freinet, bautizada por ella como «art enfantin» (arte infantil), partía de su propia experiencia pictórica, pero aplicada en un amplio contexto de libertad como herramienta de y para la “expresión libre del niño”. Fue la primera en hablar de “dibujo libre” incluso antes de que Célestin usara el término “texto libre”. La revolución, iniciada antes de la guerra, y desde 1946 metódicamente aplicada por Élise Freinet, consiste en romper con todas las rutinas. Primero, abandona las asignaturas impuestas y especialmente cambia formatos, soportes, materiales. La investigación no es solo sobre pintura sino también sobre todas las técnicas plásticas, las artes y las artesanías, especialmente la cerámica y el tapiz, bordados, telas cosidas o lazos de lana

Imparte numerosos cursos y también dirige sesiones de formación y talleres artísticos para maestros y maestras activistas del movimiento. Buena parte de su tarea la realiza a través de la correspondencia: enviaba las producciones de sus alumnos y alumnas y, en la parte de atrás, Élise hacía sus comentarios mostrando cómo se podía reforzar la expresión. Con este propósito organizó “Circuitos de dibujos”: por las clases circularon series de dibujos que, a través de sus cualidades, alentaron a los alumnos y alumnas a agregar sus propias obras y enviarlas a las siguientes clases. Al final, estos dibujos se utilizaron para montar una exposición para el grupo regional o el congreso nacional. Para promover la vertiente artística del movimiento, todos los medios valían: había competiciones con premios en materiales artísticos (guache y pinceles) e incluso diplomas (algunos miembros del movimiento pensaban que esto no encajaba con la pedagogía de Freinet).

Los adultos (maestros y padres) también necesitaban ser convencidos para tener confianza en los valores de la libre expresión de los niños. Célestin escribe “El método Natural de dibujo“, donde muestra con los dibujos de su hija como una criatura puede representar, naturalmente, personas, animales y casas reconocibles a partir de los garabatos iniciales y sin copiar de otros.

Élise Freinet lucha por obtener la edición de una revista de la CEL dedicada a las creaciones infantiles. Será, desde 1959, L´art Infantine“, la primera revista bimestral sobre la expresión artística de los niños. Recibe testimonios de aliento y reconocimiento por parte de grandes artistas como Jean Lurçat, Jean Cocteau y Jean Dubuffet, que alaban la calidad de las realizaciones artísticas de los niños y niñas y, especialmente, el enfoque educativo que hizo posible obtenerlos. En menos de 10 años, las aulas Freinet que producen trabajos creativos se multiplicaron sin caer en nuevos estereotipos. Es posible conocer la evolución y etapas de esta experiencia gracias a los artículos publicados en las revistas especializadas del momento («L’Imprimerie à l’École», «L’Éducateur Prolétarien», además de la propia «Art Enfantin»).

Élise Freinet publicó los libros “Dibujos y pinturas de niños” y “El niño artista”. También publica “El teatro libre” sobre la necesidad de desarrollar la expresión corporal y la interpretación en las criaturas.

La guerra civil española

Santander cayó en agosto bajo la dominación de Franco. En el libro de vida, el primer texto del siguiente año escolar (28 de septiembre 1937) anunció que cuatro niños refugiados españoles fueron durante las vacaciones para Vallouise donde vive la madre de Élise. Los otros niños se quedaron todo el verano en el Pioulier (a 100 m de la escuela). Llegan más niños refugiados, incluidos varios pequeños españoles de Santander que pasaron por Copenhague (los hermanos Morán), a menudo con piojos, sarna, impétigo (infección de la piel que causa escaras con costras sobre las zonas infectadas) que se extienden a la escuela Freinet. Es una lucha diaria contra la miseria fisiológica, económica y moral.

Siguen llegando refugiados, el 15 de octubre de 1937 se mencionan 42 niños incluyendo 16 españoles; seis de ellos con más de 12años, doce entre 10 y 12 años, doce ocho o nueve años, diez tienen seis o siete años, y solo dos tienen menos de seis años. Casi todos los días, se imprimen dos textos, uno en francés y el otro en español. Muchos son retratos mutuos, tanto físicos como psicológicos.

En un informe de la reunión de la cooperativa de la escuela se recuerdan las instrucciones de limpieza, calma y almacenamiento. El texto en español no es una traducción simple de este informe, sino que más específicamente critica a los niños recién llegados de Santander. De hecho, habiendo vivido en la inseguridad más trágica, estos niños han perdido todo hábito de la vida social: se arrojan a la comida, más allá de su hambre inmediata, incluso buscando entre las mondas (los deshechos). A veces no dudan en robar lo poco que tienen sus compañeros. Necesitarán mucho cariño, pero también la firmeza y la seguridad de las reglas del grupo, para que encuentren un comportamiento equilibrado.

Los niños españoles recrean escenas dramáticas de la guerra y también recaudan dinero para la Escuela Freinet de Barcelona.

Los medios de la escuela son escasos y se hace aún más difícil por la llegada de los pequeños refugiados españoles que fueron recibidos, sin saber exactamente cómo financiarlo …

Élise lanza una llamada urgente a través de Educater Proletarien (Nov. 1938) para ayudar a los pequeños españoles alojados en el albergue de la colina Pioulier, el déficit es en esos momentos de 5000 F por mes para cubrir los costos de su manutención (155 F por niño). Élise Freinet renueva la llamada (Junio de 1939) porque la escuela Freinet, que ya recibió 32 niños, recibe 14 más. Once han sido colocados fuera de la escuela temporalmente. “Necesitamos encontrar ayuda financiera, ropa y zapatos en buenas condiciones”. Hay más de 1.500 lectores de la revista, lo que debería significar 1.500 buenas voluntades. Élise cuenta la llegada de Federico, herido en el frente de Cataluña, trayendo consigo una docena de pequeños refugiados, entre ellos Alvarito, un niño esquelético de 4 años al que, durante semanas, se esfuerza porque acepte la comida y recupere las ganas de vivir, mientras le canta bajito una canción catalana.

El año escolar 1938-39 llegan nuevos niños españoles, especialmente de Barcelona. Célestin y Élise quieren dar la bienvenida a los niños de la Escuela Freinet de Barcelona que huyen del avance de Franco y lanzan una suscripción nacional importante para este fin (Feb. 1939). Pero la autoridad militar francesa filtra las entradas en la frontera y dirige el flujo de refugiados a los campos de “concentración”. A pesar de la oferta de atención a estos niños en Vence, las autoridades no permiten que lleguen refugiados a los Alpes Marítimos. Llama a todos los militantes del movimiento para que ayuden a los refugiados que llegarán a sus departamentos.

En el mismo número de l´Educater Proletarien en el que hace la llamada, desarrolla un artículo sobre “Las bases sociales de nuestra pedagogía, la necesidad de combinar la acción pedagógica y la lucha social que acaba con la reproducción de un texto reciente de Herminio Almendros en el que describe la actitud tranquila y digna de un maestro de escuela que le dice a sus alumnos: “El futuro es tuyo“, una frase que continúa resonando en la mente de los niños después de que los fascistas ejecutaron sumariamente a su maestro. Esta llamada impulsó la solidaridad con los refugiados españoles: ante el anuncio de la afluencia masiva de catalanes que huían del invasor, todos los corazones se abrieron; en toda Francia, miles de camaradas agregaron una cama en su apretujado departamento y ya estaban preparando la manta para el pequeño refugiado. De la noche a la mañana, a la llamada del camarada Gadea, director de nuestra escuela de Freinet en Barcelona, anunciando su llegada a la frontera, 30, luego 50, luego 100, luego se encontraron y planearon 200 lugares.

Élise y Celestin hicieron hincapié en la necesidad de movilización para reunir ayuda y sacar a todos los refugiados de los campamentos. Para aliviar la expatriación de pequeños refugiados, propuso que se envíe una revista escrita y publicada por los niños españoles de la escuela de Vence a todos aquellos que tienen refugiados con ellos. Esta revista llamada “Niños Españoles” tendrá varios números

Élise Freinet inaugura una serie de artículos titulados: Consejos a las madres en la guerra con el objetivo de salvaguardar la salud del niño y tratar de preservar mejor a los niños de todas las consecuencias de la guerra. No era solo la educación de los niños a menudo difícil de garantizar, sino también para resolver los muchos problemas de la vida cotidiana (alimentos, ropa, salud)..

Célestin es internado en un campo de concentración de Vichy

Élise se hace cargo de la escuela de Vence cuando Célestin FREINET es enviado, acusado comunista y sindicalista, a los campos de concentración “franceses” de Vichy y permanece en ellos desde el 20 de marzo de 1940 hasta el 29 de octubre de 1941.

En 1944, forma parte de la resistencia de los maquis de Béassac, que dirige un hermano de Élise y es miembro de la CDL Hautes-Alpes. Célestin solicita al Grand Séminaire de Gap la instalación de un Centro Escolar que acogiera a niños hijos de deportados, fusilados, prisioneros, casos sociales,… incluso a “¡Una pequeña judía a la que su madre había salvado la vida arrancado unas tablillas del vagón y lanzándola del tren!”, según el testimonio de Marius Pourpe, maestro que ayudó a Freinet entre 1944 y 1946.

Freinet es explícito y escribe en febrero del 45 en el primer número de The Educator (el 6 de junio de 1944), tomé mi lugar en el maquis FTP Briançonnais al que ayudé y luego dirigí. Tomé una parte directa y decisiva en todas las operaciones de guerra de la región, en la recepción de los refugiados, en la reorganización económica y administrativa de la retaguardia y continúo ahora el trabajo de la Resistencia al Comité del Condado de Lanzamiento de Gap.

En 1945, Célestin publicó en Louis Jean, en Gap, “Imágenes del maquis”, un álbum de poemas a la gloria de los maquis, ilustrado con 20 carboncillos que Élise firmó con el nombre artístico: Lagier-Bruno.

Nacimiento de una pedagogía popular

Entre las obras de Élise destaca la que los especialistas consideran su escrito esencial, Nacimiento de una pedagogía popular: historia de la Escuela Moderna (1983 Editorial Laia, Barcelona), que fue originalmente publicada en Cannes en 1949 por la editorial de La Escuela Moderna Francesa de la CEL (reeditada a partir de 1969), pero muchas de las propuestas que conocemos bajo la denominación Freinet son hechas a dos manos por Élise y Célestin y, desde sus inicios, muchos escritos llevan la doble firma “C. y E. Freinet”, siendo a menudo Élise la inspiradora y, a veces, la editora principal de esos escritos. El grueso de la obra de Élise lo forma el conjunto de artículos inéditos relativos al movimiento pedagógico creado por Célestin, y publicados tras su muerte.

Élise Freinet, al terminar su libro “Nacimiento de una pedagogía popular”, escribe una sinopsis (cobró 50 000 F de 1948) que sirvió de base al guión de la película “École Buissonnière” que dirigirá Le Chanois, miembro del grupo Octubre del Partido Comunista Francés. La B.T. nº 100 École Buissonnière (22-1-1950) da una idea de lo que podría ser esta sinopsis.

En la década de 1950, creó un museo de arte infantil en Coursegoules.

En 1969, Élise Freinet decide reeditar en Maspéro bajo el título: “Para la escuela del pueblo” el libro “La Escuela Moderna Francesa”, subtitulado: “Una guía práctica de la organización material, técnica y educativa de la escuela popular”. El orden de los adjetivos evidentemente no es indiferente: la pedagogía es la culminación de la organización material y técnica que precede. Este es probablemente el trabajo más ampliamente distribuido de Freinet. Incorpora a esta edición las invariantes pedagógicas, publicadas en 1964 en la colección BEM.

Lo último que escribe es “L’itinéaire de Freinet” (Itinerario de Célestin Freinet: Libertad de expresión en la pedagogía Freinet) (París, 1977).

La creación de un mito

Élise No es muy visible porque se siente incómoda en medio de la multitud, rara vez se la ve en los encuentros o manifestaciones del movimiento.

Bajo el liderazgo de Élise, asistido por Michel Bertrand desde 1951, presenciamos la creación de un mito: el Pioulier, considerado como un faro educativo, celebrado por exposiciones especiales de la Escuela de Freinet, rodaje de películas, creación de discos, publicación de un libro de poemas, más tarde la apertura de la Casa-Museo Coursegoules. Ya no es suficiente con atestiguar una aplicación auténtica de las técnicas, es necesario revelar a la escuela Freinet como la escuela ideal.

Después de la muerte de Célestin

Después de la muerte de Célestin, el 8 de octubre de 1966, Élise asume la función de directora del Instituto Cooperativo de la Escuela Moderna (ICEM), pero su relación con esta institución se deterioró rápidamente al desafiar algunas prácticas del movimiento, al que ella había dado tanto.

Élise es puntillosa en que no hay que salirse de la “línea correcta”, y a veces va tan lejos que se la acusa de sectarismo. En algunos casos escribe duras cartas con un enfoque brutal. Las tensiones en el movimiento existían antes de su intervención, pero Élise rara vez trata de mitigarlas y, a veces las amplifica.

Hubo una fuerte contestación en el movimiento. Algunos quizás hubieran preferido la imagen impecable de un héroe legendario, pero nuestro siglo ha demostrado, más que cualquier otro, que el culto a los héroes es a menudo una farsa y que, en el mejor de los casos, quita poder a los admiradores, llamados simplemente a imitar su modelo fuera de su alcance. No hay duda de que el creador de la pedagogía de Freinet lo odiaba. Su principal mérito es habernos comunicado la valentía y el entusiasmo para continuar después de él, sin repetir servilmente lo que dijo e hizo.

Su hija Madeleine dirige, junto a su marido, al escritor Jacques Bens, la Escuela Freinet en Vence

Muere a los 84 años el 30 de enero de 1983 en Vence, Francia

 

Compendio de obras de Élise Freinet.

Como autora:

  • Élise Freinet I [Volumen 1], [1896-1940]: Recuerdos de nuestra vida / Élise Freinet; [documentos reunidos y presentados por] Madeleine Freinet / Paris: Stock, 1997
  • El teatro libre / Élise Freinet / Cannes: Ediciones de la Escuela Moderna Francesa [impr. Aegitna], 1948
  • Nacimiento de una pedagogía popular / Élise Freinet / Cannes: Biblioteca de la escuela moderna, [1965? -]
  • La parte del maestro / Élise Freinet / Cannes: Ed. de la Escuela Moderna Francesa, 1951
  • ¿Cuál es la parte del maestro? ¿Cuál es la parte del niño? / Élise Freinet / Cannes: Edición de la Escuela Moderna Francesa, DL 1963
  • Nacimiento de una pedagogía popular. Historia de la escuela moderna (técnicas Freinet) / Élise Freinet / Segunda Edición / Cannes: Biblioteca de la Escuela Moderna, impr. 1963
  • La escuela Freinet, los niños en un medio natural / Élise Freinet / Paris: François Maspero, 1974
  • Salud infantil / Élise Freinet / Cannes: Ediciones de la escuela moderna, 1955
  • El artista infantil / Élise Freinet / Cannes: Robaudy Impr., [s.d.]
  • La salud del niño / Élise Freinet / Gap: Ed. Ophrys, 1946
  • ¿Cuál es la parte del maestro? ¿Cuál es la parte del niño? / Élise Freinet / S. l: Impr. CEL, 1963
  • Itinerario de Célestin Freinet : Libertad de expresión en la pedagogía Freinet / Élise Freinet / París: Payot, DL 1977
  • Nacimiento de una pedagogía popular: historia de la C.E.L [Cooperativa de la educación Laica] / Élise Freinet / Cannes: Ed. de la Escuela Moderna Francesa, 1949
  • Nacimiento de una pedagogía popular II, Historia de la Escuela Moderna (técnicas Freinet) / Élise Freinet / Cannes: Biblioteca de la escuela moderna, DL 1965
  • Dibujos y pinturas de niños / Élise Freinet / Cannes: Edición de la Escuela Moderna Francesa, DL 1962
  • Tienes un hijo / Élise y Célestin Freinet / Paris: La Mesa Redonda, impr. 1961
  • Clases de nieve / Élise Freinet y Claude Pons / Cannes: Ediciones de la Escuela Moderna Francesa, DL 1960
  • Élise Freinet: Correspondencia, 21 de marzo de 1940 a 28 de octubre de 1941 / editado por Madeleine Freinet / París: Presses Universitaires de France, impr. 2004
  • La parte del maestro: ocho días de clase / Élise Freinet / Cannes: Ediciones de la Escuela Moderna Francesa, DL 1966
  • Nacimiento de una pedagogía popular: historia de la escuela moderna: (pedagogía Freinet) / Élise Freinet / París: F. Maspero, 1968
  • Las técnicas Freinet de la escuela moderna / Célestin Freinet / Segunda edición / París: A. Colin, 1967
  • El niño artista / Élise Freinet / Cannes: Ediciones de la Escuela Moderna Francesa, s. d
  • Nacimiento de una pedagogía popular: historia de la escuela moderna (pedagogía Freinet) / Élise Freinet / París: F. Maspero, impr. 1981, cop. 1968

 Como prologista, etc.:

  • La escuela popular moderna: guía práctica para la organización material, técnica y educativa de la escuela popular / Célestin Freinet; [Prefacio de Élise Freinet] / París: François Maspero, DL 1969
  • Llamamiento a los padres / por C. Freinet; textos recogidos y presentados por E. Freinet / Cannes: Ed. de la Escuela Moderna, 1969
  • Célestin Freinet: y su técnica / Aldo Pettini; presentación de Élise Freinet; introducción. de Raffaele Laporta / 1st ed. / Firenze: La Nuova Italia, 1968

 Como Editora Científica:

  • El Educador : revista de educación bimestral del ICEM y la FIMEM (Instituto Cooperativo de Escuela Moderna y la Federación Internacional de Movimientos de Escuela Moderna) / gerente C. Freinet y E. Freinet / Cannes Instituto Cooperativo de la Escuela Moderna, 1939-1969

Como ilustradora:

  • Un mes con niños rusos / C. Freinet; grabado xilográfico por E. Lagier-Bruno [Élise Freinet] / [S.l.]: edición de la Revue littéraire des primaires, 1927
  • 088271811: Le Joug (El yugo): novela / Marion Gilbert; grabado xilográfico de E.Lagier-Bruno / Paris: J. Ferenczi, 1927, cop. 1925

Como Directora de la publicación:

  • Niños poetas: Escuela Freinet [selección de poemas] presentado por Celestin y Élise Freinet] / París: Edit. La Tabla redonda, impr. 1954

 

 

La mayoría del contenido de este post ha sido extraído, compendiado y traducido por PacOsorio seleccionando lo que de Élise Freinet se encuentra en el libro“Célestin FREINET, un éducateur pour notre temps” de Michel Barré

Traducido de Ficha en idRef el «Compendio de obras de Élise Freinet».

Versión Libro en formato A5 de Élise Virginie Lagier-Élise Freinet

Esta entrada fue publicada en MCEP de Madrid, Nuestra historia, Taller de Coeducación y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Élise Virginie Lagier-Bruno (Élise Freinet)

  1. Juanjo dijo:

    Paco, un gran trabajo por dar visibilidad a Elise Freinet. Enhorabuena.

  2. Teresa Flores Martinez dijo:

    Qué buena idea, comencemos visibilizando a las mujeres que tenemos tan cerca. Gracias Paco

Deja un comentario