En la escuela de Antoni Benaiges (Encuentro “Freinet 50 años: Santander 1969 – Bañuelos 2019”)

Querida escuela:

Otra vez nos hemos encontrado. Otra vez hemos pasado unos días juntos..

Tú no eres la misma que conocí… Sigues manteniendo tus muros, tus ventanas, algún pupitre, una pizarra (quizás la misma en la que escribió nuestro maestro Antonio Benaiges).

Me ha gustado volverte a ver… Seguimos encontrado motivos para estar juntxs… Contigo y con quienes nos van acompañando… Caras nuevas y caras conocidas… Pero a todas y todos nos une un mismo objetivo: darte vida… la vida que necesita hoy la labor educadora.

La llegada fue de abrazos, de inquietudes, de reencuentros.

Este año celebramos contigo el 50 aniversario del movimiento Freinet en España… tras los años del silencio, del dolor, y del franquismo (aunque éste seguía… y quién sabe hasta donde sigue hoy por los cementos de esas escuelas donde no se puede crecer como persona).

Volver a estar contigo sigue siendo emocionante… ¿Cómo puede ser? Serán los besos o/y  los versos de los niños y niñas que corrieron libres por tus rincones… Serán las carcajadas que se quedaron detenidas y escondidas esperando volver a sonar… Serán los textos que hablaban de libertad, de vida cotidiana, de sueños, de campo, de familias… y que hoy vuelven a tener presencia… Será la música que salía de la gramola todavía melodiosa y vibrante… Serán las letras y palabras que no pudieron silenciar, aunque lo intentaron con los hechos más crueles y aterradores…

Todavía no hay  apenas escuelas en  España que sepan y hagan tanto por nuestros niños y niñas, por nuestros barrios… Tú no lo sabes, porque quedaste detenida en el tiempo… Pero nuestras escuelas están llenas de exámenes, de deberes, de contenidos sin sentido, de libros con los que no se aprende, de ranking que conseguir… Nuestros niños y niñas pierden el brillo de los ojos y la curiosidad cuando entran en los colegios… Duele ver y vivir tanto sinsentido. Duele tanta PRISA y tanta prisa.

Por eso cuando vuelvo a ti, me revivo, y me reviven las ganas y el deseo… Por eso me gusta juntarme con esos hombres y mujeres que siguen trasmitiendo optimismo, pasión, ganas de seguir aprendiendo, ganas de hacer en la escuela lo que la escuela de hoy necesita.

Nos sirve tu memoria para aprender, aunque sabemos que no es suficiente.

¿Cómo sería vivir en esa escuela si el franquismo no hubiera destrozado todo lo que destrozó… Si la vida hubiera seguido sin miedo, sin asesinatos, sin mordazas, sin silencios, sin hambre… si la vida hubiera seguido con libros (con todos los que murieron quemados) con la risa, con el hacer común, con el pensamiento libre, con la ilusión de caminar juntxs, con la inclusión de todas las  personas, con la justicia justa, con la información verdadera, con la mano y  las fronteras abiertas…?

Querida escuela… paseo por ti y siento eso y mucho más…

Quiero que seas un lugar de encuentro, de debates, de búsqueda de nuevas formas de hacer que recojan lo que sirve y dejen fuera lo que corta el vuelo, el pensamiento, la expresión, la apertura.

Gracias a quienes tomaron la iniciativa de seguir encontrándonos. Gracias a ellxs te puedo seguir sintiendo…

Un beso. Me voy alegre y contenta, con una largo camino por seguir haciendo…

Y sabes qué, aunque me gusta estar contigo… no te voy a echar de menos (como tampoco te echo de más) porque te encontraré en los ojos de los niños y niñas que hacen preguntas, en las manos de niñas y niñas que investigan el mundo, en las dudas de maestros y maestras que luchan por un mundo mejor, en el hacer y compartir de todas las personas que te queremos

Gracias escuela. Deseo  que sigas creciendo, y que nosotros y nosotras sepamos encontrar el modo y manera.

Remuaccc

Lupe (MCEP-Madrid)

Esta entrada fue publicada en Encuentros, Jornadas, Nuestra historia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a En la escuela de Antoni Benaiges (Encuentro “Freinet 50 años: Santander 1969 – Bañuelos 2019”)

  1. Gracias Lupe por tu precioso artículo

Deja un comentario