Nuestra Nina, la alegría y rebeldía en estado puro, una maestra entrañable y única, ya vuela libre

 

«Temprano madrugó la madrugada«

 

Nina Caramés escribió una autobiografía, a modo de despedida, poco antes de irse para siempre. Manolo, su marido y compañero, la leyó durante su adiós en el tanatorio. En el último folio de esta autobiografía recoge su relación con el MCEP, que se transcribe a continuación: 

Mi nexo de unión con Madrid y su gente fue desde el principio el MCEP, que tenía la sede en la calle Desengaño. Aunque no conocía a nadie personalmente, daba igual, la acogida por parte del grupo y mi integración fue toda una. Eso me permitió no ser extraña en Madrid, aunque es difícil que eso ocurriera, la gente de Madrid es acogedora y la ciudad es cosmopolita y la gente mecepera lo es todo, cariño, colaboración trabajo, cooperación, diversión

….

Me presenté a un concurso-oposición en el ayuntamiento de Alcorcón para una plaza en la Escuela Municipal de Adultos. Fui seleccionada con dos compañeros más, Luís y Miguel. Al principio fue muy duro, yo venía de educación infantil en Huelva y el mundo adulto me bloqueaba. Después de un curso de rodaje y aprendizaje y con el apoyo pedagógico del MCEP me fui animando cada vez más…… tanto me animé que después de 36 años a día de hoy aún sigo en la escuela…

La escuela merece un relato especial, pero no lo haré porque tengo en mi memoria y en la de mi ordenador todo archivado. Pero no puedo pasar de largo sin mencionar que es una escuela muy querida y con mucho arraigo en Alcorcón y tanto alumnado como profesorado como la corporación municipal, cada cual en lo que le compete hacen posible que la escuela sea un lugar de aprendizaje y superación, de encuentro y de socialización y convivencia democrática para la ciudadanía de Alcorcón

… en el curso siguiente comencé un proyecto de teatro con un grupo de graduado escolar. Está experiencia resultó inolvidable y bonita para el grupo, para la escuela y también para mí y resultó ser el inicio de un proyecto de teatro en la EMA (Escuela Municipal de Adultos) que aún perdura como taller de teatro (*)

En todos estos años hasta hoy sigo implicada con el MCEP y participo en encuentros y Congresos con asiduidad desde el grupo de Madrid.

Mi vida, no exenta de dificultades, tristezas y bajones en algunos momentos, es y ha sido muy afortunada. He comido todos los días, he tenido el cariño y el amor de Manolo y Víctor, de mi familia, de mis amig@s, del MCEP, de mis compañer@s, de mis alumn@s.

He trabajado con ilusión y me he divertido mucho.

Mi desdicha es que los valores democráticos, la libertad de expresión, la justicia, las migraciones, la distribución de la riqueza, el agotamiento de los recursos y las GUERRAS sean noticias desgarradoras en el día a día del S XXI.

Me gustaría que la realidad fuera LIBRE, SOLIDARIA, JUSTA, EQUITATIVA Y DEMOCRÁTICA…

Pero para que esto pueda ser, no podemos desanimarnos ni pensar que ya hemos hecho todo….

Tenemos el deber y el derecho de reivindicar, seguir en el empeño, ceder el testigo y no rendirnos.

Nina Caramés 

 

(*) el grupo de Teatro de la EMA pidió permiso a Manolo, el marido de Nina, para cambiar su nombre actual por el de Grupo de Teatro Nina Caramés

 

La muerte espera siempre agazapada, oculta en un rincón cualquiera de nuestra geografía, y sin saber ni cuándo, ni cómo, ni el motivo, interrumpe el camino de quien encuentra al paso, a veces da el aviso, se espera y llega a tiempo, más otras tantas veces nos pilla a contrapié y nos deja un vacío profundo, duro, roto.  Hoy nos toca llorar a quien donaba risas, a quien era energía, disposición, empuje, a quien se hacía grande y llenaba el espacio con su sola presencia, sin ocuparlo mucho. Hoy nos toca llorar para poder seguir  caminando mañana con la misma mochila, con el mismo horizonte, con los mismos zapatos.  Hoy me duele el recuerdo y me envuelve una lágrima al descubrir el hueco que ha dejado en el puzzle, aunque… (A LA MUERTE DE NINA).
Adiós querida Nina. Quisiera haberte despedido con todos, pero estoy fuera de casa disfrutando de esa jubilación que el destino te ha robado a ti. Qué pena, con lo que tú trabajaste para que nuestro público adulto disfrutara creciendo en sabiduría y valores. En mi haber aquellas minoritarias reuniones de los pocos que entonces estábamos en la EPA y tú sonrisa, tu entrega, tu trabajo, tu dedicación inquebrantable, tu alegría militante de la que todos somos deudores. Un abrazado adiós por siempre.
Era un viernes de septiembre del 92,  comenzaba mi primera Escuela de Otoño del MCEP, en la Limpia. No podía imaginar todas las cosas bonitas que me esperaban a partir de ese momento.  Esa misma tarde conocí a mucha gente, éramos tantos que no me quedaba con las caras ni con los nombres. Hicimos una asamblea, cenamos y después a oscuras,  en torno a una hoguera, un tal Álvaro, me dijeron, acompañaba con la guitarra nuestras voces, se nos pasaba el tiempo sin darnos cuenta. Se asaban patatas y entre todo el alboroto, recuerdo unas risas muy escandalosas y divertidas que contagiaban, pregunté quién era y alguien me dijo Nina Caramés, mañana te la presento. Y ahí empezó todo….ahí empecé a quererla y a querer al MCEP
No tengo palabras, me invade un sentimiento grande de pena. Un fuerte abrazo para todos y todas l@s que tuvisteis el placer de disfrutar de su amistad. Su ejemplo y alegría perdurarán para siempre
Una sonrisa la representará siempre. Ha sido ejemplo, apoyo y guía, siempre infatigable. Lloro sin consuelo… Qué pena tan grande, una pérdida enorme. La queríamos mucho. Siempre la llevaremos en nuestro recuerdo y en el corazón. Un abrazo muy fuerte para todos, un abrazo grande familia mecepera.
Me identifico hoy con este mar  embravecido q se revuelve fiero y truena contra la arena, como  mi cuerpo q se enfurerece de rabia, rabia honda y pena. Adiós queridisima Nina. Sentidme hoy con vosotr@s, en el mismo abrazo.
“Che pena caro Giancarlo. Certo che la ricordo! La prima immagine che ricordo di lei, piena di energia e allegria, è quando, appena arrivata, trafficava nella sala dove si proiettavano le immagini della mostra con un enorme contenitore trasparente tagliando frutta per la sangrilla gigante della cena cooperativa. E poi i tanti momenti di quell’indimenticabile laboratorio. Veramente tanta tristezza. Quando rispondi al gruppo spagnolo manda un abbraccio affettuoso anche da parte mia.   (“Qué pena, querido Giancarlo. Claro que la recuerdo! La primera imagen que tengo de ella, llena de energía y alegría, es cuando, apenas había llegado, se la veía por la sala donde se proyectaban las imágenes de la exposición, llevando un enorme contenedor transparente y cortando fruta para la sangría gigante de la cena cooperativa. Y después, tantos momentos de aquel inolvidable taller. Verdaderamente mucha tristeza! Cuando escribas al grupo español, manda un saludo afectuoso también de mi parte. Maurizia desde italia”)
Aprendiendo origami con lxs compañeros japoneses! Qué guapa está Nina! Maurizia fue junto con Nerina fueron las coordinadoras del taller de la Ridef de Regio Emília. Un abrazo grande.

Yo no tuve  la suerte de conocer a Nina, pero sí de haber vivido un poquito de ella con el estreno de la obra  q tan bien interpretasteis en su honor y  tanto amor pusisteis en ello. Cuando habláis de ella me emociona sin tan siquiera conocerla. Con ello imagino la persona tan especial q debió  ser!!  Un  fuerte abrazo compañeros y compañeras.
Una pérdida irreparable y un recuerdo imborrable. Qué dolor tan grande. Siempre nos queda tu vitalidad y alegría. Mecepera fantástica, gran mujer y amiga, persona maravillosa, muy, muy querida. Siempre la recordaremos con mucho cariño. Grande. Un abrazo, amigas y amigos. Seguiremos en la lucha.
He tenido noticias del fallecimiento de Nina. Me cuesta creerlo. Una persona con tanta jovialidad, energías… Una grandísima pena, una grandísima pérdida. Siempre tendrá un rinconcito en nuestro corazón, siempre estará con nosotros. Quiero mandaros un fuerte abrazo a los compañeros y las compañeras de Madrid y compartir la enorme tristeza que supone su pérdida. Un abrazo compañeros. Un abrazo muy grande
Qué dolor, qué pérdida tan grande, qué pena tan enorme que se vayan personas con tantas ganas de vivir, con tanta alegría y vitalidad. Os mando a todxs un gran abrazo. Lo siento mucho
Madre mía, nuestra Nina!!! Qué pena! ¡Nunca se sabe q nos deparará la vida¡ ¡alguien con esa energía…¡ Nunca la olvidaremos. Se nos va una compañera entrañable y muy querida. Siempre alegre y dispuesta a escuchar, a colaborar. La echaremos mucho de menos. Recordaré siempre su entusiasmo.
Lo siento mucho. Yo no la conocía, pero a través de vuestras palabras se ve la gran mujer que era. Me uno a vuestros sentimientos. Mis condolencias Estuve en el Congreso de Almería pero no la reconozco en esa foto.
La tristeza es enorme. Sabíamos que este momento iba a llegar y menos mal que ha llegado porque lo ha pasado muy mal y ya no tenía calidad de vida. Descansó. Se nos va una compañera alegre, vitalista, con gran sentido del humor, solidaria, generosa…Era nuestra Nina, la más graciosa, la que tenía esa risa tan contagiosa, la que ha sabido llegar hasta el final con esa valentía y esa dignidad. Hemos tenido la suerte de disfrutar de su cariño y de su bondad. Siempre la recordaremos. Un abrazo.
Preciosa Nina… Qué recuerdos más bonitos!!. Así la recordamos, siempre con su mejor sonrisa… Muy unida a toda la gente de este grupo y del Mcep de Madrid.
Agradecidos y agradecidas por la Vida de Nina y todo lo bueno que nos ha dejado a tanta gente. Yo la conocí de adolescente en Huelva y me la reencontré en el Mcep. Su sonrisa y su corazón han marcado su camino. Gracias querida Nina.
Conocí a Nina en el barrio de mi niñez aunque donde realmente nos encontramos fue en el M.C.E.P. de Huelva. Hace unos años nos encontramos en un tren…Ella volvía a Madrid. Fue de una alegría enorme… También tuvimos la suerte de tenerla en la presentación del libro de Elisa. Así la recordaré con esa vitalidad, esa alegría, con esa cercanía,…
Nina te has ido. Ya has descansado. Te recuerdo en magisterio con tu alegría, con tu risa, con tu espontaneidad, con tu colaboración en todo y sobre todo con tu espíritu de positividad, siempre encontrabas el lado positivo de las cosas. Y siempre al lado de Manolo. Te has ido pero yo siempre te recordaré adiós compañera, adiós amiga.
Gracias Nina por haber formado parte de nuestra existencia, gracias por haber formado parte de todo el numeroso número de personas que nos han hecho crecer, pensar, soñar e ilusionarnos con la vida y con su posible trasformación… Hasta siempre, compañera… Un fuerte y caluroso abrazo.
Para ella… Que a su lado nos hizo un mundo mejor… (https://youtu.be/ddLd0QRf7Vg ) Gracias Nina… Abrazos para tod@s
Esta entrada fue publicada en Comunicados, MCEP de Madrid, Nuestra historia y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Nuestra Nina, la alegría y rebeldía en estado puro, una maestra entrañable y única, ya vuela libre

  1. Diego Martín Fernández dijo:

    Pienso en tí Nina y me vienen los recuerdos. Como tú dices En Desengaño 13 (Madrid) supe de tu alegría, de tus adultos con JA García Rincón. De vuestro taller. De los viajes al congreso de Almería, De los bailes en el taller del cuerpo, de tus risas sobresalientes. De tu querer a todos los que te rodeaban. Una noche salimos de la casa León tras la cena de los Inocentes y sentimos el frío mientras regresábamos a casa Y otros inocentes estuvimos en una cueva subterránea, frente al cine Doré, que nos prepararon tras la cena. Sería bonito si estuvieras con JP, BR, PL, PL y allí nos esperaras porque aunque no creemos sería bonito, si allí estuvieras. ¡Cuánto hemos vivido, cuánto hemos pasado! Y aunque te vi algo desmejorada en el pasado año no pensé que el tiempo correría tanto.

Deja un comentario