CUENTA Y CREA CON RODARI — HOJA 01

 

CUENTO LA CASA DE TRES BOTONES (fragmento)

Érase una vez un carpintero llamado Tres Botones. Quizás se llamaba Juan o Napoleón, pero desde hacía tanto tiempo que todo el mundo le llamaba Tres Botones, que ya nadie se acordaba de su verdadero nombre, ni tan siquiera él mismo.

Vivía en un pueblo tan pobre que la gente no tenía dinero para dedicarlo a hacerse muebles nuevos. En todo un año, más o menos, le encargaban tan sólo una mesa y cuatro sillas. En todo el último año sólo le habían encargado un taburete.

– ¿No queréis un armario? -preguntaba.
– Vete a saber lo que nos costaría ¿cómo te vamos a pagar? -le respondían.
– ¿No querríais acaso una cajonera? -volvía a preguntar.
– ¡Debe de costar un ojo de la cara!
– ¿Queréis un perchero?
– ¿Y qué colgaremos? –le contestaban- La poca ropa que tenemos, la llevamos puesta.

Tres Botones pensó: «Me conviene marcharme de aquí. Pero si voy a otro pueblo, tendré que comprarme una casa, o alquilar una. Me parece que lo que más me conviene es fabricar una casita de madera y ponerle ruedas: así podré llevarla por todas partes y cuando me haga rico me casaré, y cuando me haya casado se la daré a mis hijos para que jueguen». Dicho y hecho, se puso en seguida a trabajar.

Como era un buen carpintero, no le asustaba el trabajo ni temía darse con el martillo en los dedos. Tres Botones era pequeño y delgado así que con una casa pequeñita tenía suficiente. De hecho la hizo tan pequeñita que sólo cabía él, su martillo y el cepillo, pero ya la sierra tuvo que colgarla de un clavo en el exterior. Sobre la puerta escribió su nombre: «Tres Botones». Le puso cuatro ruedas a la casa y una barra para poder tirar de ella.

Gianni Rodari (Versión de Núria Ventura)

LA CASA DE TRES BOTONES

 

SOBRE EL CUENTO: Se pueden incorporar al contarlo las injusticias del momento social que vivimos y se puede debatir sobre los derechos humanos y la función del Estado como garante de la justicia social.

LA PROPUESTA CREATIVA:
Historia fantástica en equipo: preguntas y respuestas

La historia disparatada es una idea de Rodari, que se encuentra en La gramática de la fantasía. Se hacen equipos de 6 y conforme pasa de una persona a otra se dobla sin que se vea lo que ha escrito la anterior y así sucesivamente. Luego se leen a la clase. Salen divertidas historias por disparatadas.

Donald Trump
Estaba en el parque
Jugando al fútbol
Y dijo: hello dad
La gente dijo: vale, interesante
Y acabaron besándose.

Un gusano
Estaba en el arco iris
Cantando: Te amaré hasta el fin
La gente dijo: ¡qué fuerza!
Y acabaron amándose.

Creación de 5º curso del C.P. Jardín de Arena, de Alcázar de San Juan


AHORA TE TOCA A TI:

Escribir en un papel tal como se ve arriba o bien se le dice a cada participante la pregunta y cada cual contesta lo que se le ocurra. Al final se lee toda la historia completa. Se pueden poner más preguntas o menos, según el número de personas del grupo.

¿Quién era?
¿Dónde estaba?
¿Qué hacía?
¿Qué dijo?
¿Qué dijo la gente?
¿Cómo acabó?

Luego se puede hacer una publicación con las historias disparatadas.

 

Para que la literatura infantil no caiga sobre los niños como una tarea aburrida hay que relacionar íntimamente estos tres sustantivos: imaginación-juego-libro (Gianni Rodari)

 

M.C.E.P.-CLM.
MOVIMIENTO COOPERATIVO DE ESCUELA POPULAR
DE CASTILLA LA MANCHA

CUENTA Y CREA CON RODARI. MCEP-CLM 1 (VERSIÓN PDF)

Esta entrada fue publicada en Libros y materiales, MCEP de Castilla la Mancha, Publicaciones, Recursos para el aula, Texto libre, Trabajos de aula y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario