CUENTA Y CREA CON RODARI – Hoja 2

CUENTO     Uno y siete

He conocido un niño que tenía siete años. Vivía en Roma, se llamaba Paolo y su padre era un tranviario. Pero vivía también en París, se llamaba Jean y su padre trabajaba en una fábrica de automóviles.

Pero vivía también en Berlín, y allá arriba se llamaba Kart y su padre era un profesor de violonchelo.

Pero vivía también en Moscú, se llamaba Yuri, como Gagarin, y su padre era albañil y estudiaba matemáticas. Pero vivía también en Nueva York, se llamaba Jimmy, y su padre tenía una gasolinera.

¿Cuántos he dicho ya? Cinco. Me faltan dos:

Uno se llamaba Ciú, vivía en Shanghái y su padre era un pescador; el último se llamaba Pablo, vivía en Buenos Aires, y su padre era escalador.

Paolo, Jean, Kart, Yuri, Jimmy, Ciú y Pablo eran siete pero siempre el mismo niño que tenía ocho años, sabía ya leer y escribir y andaba en bicicleta sin apoyar las manos en el manillar. Paolo era trigueño, Jean era blanco y Kart, castaño, pero eran el mismo niño. Yuri tenía la piel blanca, Ciú la tenía amarilla, pero eran el mismo niño. Pablo iba al cine en español y Jimmy en inglés, pero eran el mismo niño, y reían en el mismo idioma.

Ahora han crecido los siete, y no podrán hacerse la guerra, porque los siete son una sola persona.

Gianni Rodari «Cuentos por teléfono»

 

SOBRE EL CUENTO. Se puede contar con el cuento ilustrado. Se podría ver cómo viven otros niños y otras niñas en el mundo y comprobar que son más iguales de lo que parecen.

 

LA PROPUESTA CREATIVAEL BINOMIO FANTÁSTICO

Se trata de juntar dos palabras extrañas entre sí, que provoquen un acercamiento insólito para crear una historia fantástica. Que la imaginación se vea obligada a ponerse en marcha para establecer entre ellas un parentesco, para construir un conjunto (fantástico) en el que puedan convivir dos elementos extraños. (Rodari. Gramática de la Fantasía).

Ejemplo: Se hacen dos filas de nombres, una de objetos y otra de animales. Se unen al azar. Con las dos palabras que han salido se crea un historia.

Pato y cama

Pato Topa dormía y dormía en su cama todo el día.
¡Despierta, despierta! Decía mamá Tapo.
¿Qué haces tanto tiempo en la cama?
Soñar, mamá, soñar.
Deberíamos soñar más y ordenar menos, contestó Pato Topa.
Mama Tapo, subió a la cama, se acurrucó con Pato Topa, cerraron los ojos y empezaron a soñar juntos.

Eva Gómez – Seminario Rodari 2020 MCEP CLM

 

AHORA TE TOCA A TI:

Haz dos filas de sustantivos. Los nombres de cada fila que no tengan relación con los de la otra. Crúzalos al azar y con la pareja de las palabras elegidas, crea una historia. Saldrán unas historias fantásticas y divertidas para leerlas en clase.

Puedes aprovechar una celebración para trabajar sobre un tema concreto, colocando las palabras del tema en cuestión en una fila y otras que no tengan relación en la otra fila.

No se puede concebir una escuela basada en la actividad del niño, en su espíritu e investigación, en su creatividad, si no se coloca a la imaginación en el lugar que merece en la educación. Lo que implica que el educador animador cuenta entre sus tareas con la de estimular la imaginación de los niños, de liberarle de las cadenas que precozmente le crea los condicionamientos familiares y sociales.  (Gianni Rodari).

 

M.C.E.P.-CLM.
MOVIMIENTO COOPERATIVO DE ESCUELA POPULAR
DE CASTILLA LA MANCHA

CUENTA Y CREA CON RODARI. Hoja 2 (VERSIÓN PDF)

 

Esta entrada fue publicada en MCEP de Castilla la Mancha, Publicaciones, Recursos para el aula, Texto libre, Trabajos de aula y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario