Esta mañana nos ha dejado Ferran Zurriaga, gracias por tanto compañero!

Hoy ha muerto, a los ochenta y cuatro años Ferran Zurriaga (Olocau, 1938-2022), maestro, escritor, autor de numerosos libros y artículos. Impulsor del Movimiento Freinet. Uno de los más destacados renovadores de la escuela valenciana a través de la Secció Pedagogia (1964-1969), Grupo Freinet (1970-1973), ACIES (1974-1977) dónde fue el primer presidente  y MCEP (1977-…). Con su muerte desaparece la referencia principal de la Pedagogía Freinet en el Estado Español y el País Valencià.

Alfred Ramos González- MCEP País Valencià

Hemos perdido a una persona global en su acepción más amplia, como la pedagogía que defendió siempre. Desde la primera vez que tuve la suerte de conocerle en Santander en el 69, hasta en Bañuelos a los 50 años conmemorativos, Ferran Zurriaga ha sido en lo personal y en lo profesional una luz, una luz mediterránea que nos ha iluminado en nuestro trabajo. Ferran que la tierra, o el agua del mar, te sea leve. Salud compañero.

Enrique Pérez Simon- MCEP Cantabria

Era un gustazo escucharle, me acuerdo en el 45 congreso del MCEP en Godelleta, València, nos dio un taller / clase paseo, freinetiana a tope y nos contó muchas cosas, el algarrobo fue protagonista, le encantaba su tierra, por eso lo explicaba tan bien. Así mismo era un gustazo leerle, se me saltaron las lágrimas varias veces leyendo su libro sobre Herminio Almendros. El mejor homenaje es seguir luchando por la escuela que quería, que queremos.

Juan Fernández Platero- MCEP Salamanca

Lo conocí en 2009 cuando asistió al congreso del MCEP en León para participar en la mesa redonda sobre Herminio Almendros. Mi admiración y cariño desde entonces, aunque ya no esté aquí. Nos queda su sabiduría y ejemplo.

Pilar Fontevedra Carreira- MCEP León

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Esta mañana nos ha dejado Ferran Zurriaga, gracias por tanto compañero!

  1. Bux dijo:

    Su magisterio, su ejemplo y su habitual sonrisa que apenas disimulaba una voluntad de hierro, fueron fundamentales cuando comencé mi trabajo como profesor en 1985. Siempre he tenido la sensación de que he trabajado para que se sintiera orgulloso de lo que hacía y es increíble lo que me animaba que de vez en cuando, con un par de palabras, reconociera algún rasgo freinetero en mi trabajo. Lo echaremos de menos, pero la frase resuena dentro de mi en valenciano: ho trobarem a faltar.

Deja un comentario